Noticias sobre salud y tecnología en Colombia y el mundo

Encuentre todo sobre el panorama actual sobre salud y tecnología.

La felicidad es algo más que un tema filosófico o de discusión entre personas que están tomando un café. Según investigaciones recientes este es un asunto que involucra a la ciencia y el cual tiene un origen profundo y más complejo de lo que se cree.

Es por ello que Tim Bono, autor e investigador, acaba de publicar un libro en el que muestra que la felicidad es una ciencia y entregó una serie de consejos para que 2019 sea un año colmado de ella basándose en hallazgos científicos.

La publicación de Bono titulada "Cuando los gustos no son suficientes" es un curso acelerado en la Ciencia de la Felicidad (Grand Central Life & Style, 2018). En ella, Bono muestra cómo los detalles a menudo pasados por alto de la vida diaria pueden tener una influencia considerable en nuestro sentido personal de bienestar y felicidad.

También le puede interesar: Consejos de expertos: apéguese a sus metas de entrenamiento de año nuevo

Basado en su propia investigación en la Universidad de Washington en St. Louis y otros estudios científicos, el profesor de psicología Bono ofrece los siguientes 14 consejos para ser y permanecer más feliz este nuevo año que empieza.

Consejos para obtener la felicidad en 2019

  1. Salga a dar un paseo. Las investigaciones confirman que unos pocos minutos de ejercicio en la naturaleza pueden aumentar tanto el estado de ánimo como los niveles de energía. El ejercicio es clave para nuestra salud psicológica porque libera las sustancias químicas que hacen que el cerebro se sienta bien.
  1. Obtenga más felicidad por su dinero. Los estudios muestran poca conexión entre la riqueza y la felicidad, pero hay dos maneras de obtener más beneficios de sus experiencias de compra de dinero en lugar de cosas y gastar su dinero en otros. El disfrute que se obtiene de una experiencia como unas vacaciones o un concierto superará con creces y durará más que la felicidad de adquirir otra posesión material. Hacer cosas buenas para otras personas fortalece nuestras conexiones sociales, que son fundamentales para nuestro bienestar.
  1. Tómese su tiempo para ser feliz y luego regáleselo. La gente sueña con encontrar 30 minutos extras para hacer algo bueno por sí mismos, pero usar ese tiempo para ayudar a alguien más es más gratificante y realmente nos deja sintiéndonos empoderados para abordar el próximo proyecto, ayudándonos a sentirnos más en control de nuestras vidas, y aún menos presionados por el tiempo. Esto se traduce en mayores niveles de felicidad y satisfacción. 
  1. Retrasa lo positivo; envía lo negativo. La anticipación en sí misma es placentera, y esperar una experiencia agradable puede hacerla mucho más dulce. Espere un par de días antes de ver una nueva película que acaba de salir, planee sus grandes vacaciones para más tarde en el verano, y trate de tomar tiempo para saborear cada bocado de postre. Por otro lado, quite las tareas negativas del camino tan pronto como sea posible; la anticipación sólo hará que parezcan peores.
  2. Disfrute el viaje. Las personas que se centran más en el proceso que en el resultado tienden a permanecer motivadas ante los reveses. Son mejores a la hora de enfrentarse a los grandes retos y los prefieren a la ruta fácil. Esta "mentalidad de crecimiento" ayuda a la gente a mantenerse con energía porque celebra las recompensas que provienen del trabajo mismo. Concentrarse solo en el resultado puede llevar a un agotamiento prematuro si las cosas no van bien.
  1. Acepte el fracaso. La manera en que pensamos sobre el fracaso determina si nos hace felices o tristes. Las personas que superan la adversidad obtienen mejores resultados en la vida porque aprenden a enfrentar los desafíos. El fracaso es un gran maestro, que nos ayuda a darnos cuenta de lo que no funciona para que podamos hacer cambios para mejor. Como dijo una vez el CEO de IBM, Thomas Watson: "Si quieres aumentar tu tasa de éxito, duplica tu tasa de fracaso".
  1. Duerma toda la noche de forma regular. Nuestros cerebros están haciendo mucho trabajo importante mientras dormimos, incluyendo el fortalecimiento de los circuitos neuronales que mejoran la agudeza mental y nos ayudan a regular nuestro estado de ánimo cuando estamos despiertos. La privación del sueño puede conducir a un deterioro cognitivo similar al de la intoxicación, y a menudo es el preludio de un día de mal humor.
  1. Fortalezca sus músculos de fuerza de voluntad. Así como el ejercicio de los músculos de los brazos fortalece nuestra capacidad para levantar cosas pesadas, el ejercicio de los "músculos" de la fuerza de voluntad en comportamientos pequeños y cotidianos fortalece nuestra capacidad para mantenernos concentrados en el trabajo. Resiste la tentación de revisar tu teléfono mientras caminas a algún lado, o resiste la tentación de conseguir la barra de caramelo cuando estés en la cola de la caja en la tienda de comestibles. Esto permitirá que los "músculos" de la fuerza de voluntad se fortalezcan y, a su vez, sean resistentes a las tentaciones que podrían desviarte en otros aspectos de tu vida.
  1. Introduzca variedad en sus actividades diarias. Los seres humanos se sienten atraídos por la novedad, y podemos aburrirnos si tenemos que hacer lo mismo una y otra vez. Cambiar las cosas de vez en cuando asumiendo nuevos proyectos, o haciendo la misma tarea pero con música de fondo, o interactuando con diferentes personas, puede ser una forma de introducir variedad y permanecer motivado para completar una tarea.
  1. Deje de compararse con los demás. Es difícil evitar sintonizar lo que todos los demás están haciendo, a los que acaban de recibir un aumento de sueldo o un ascenso, o a los que se mudan a una casa nueva o se van de vacaciones elegantes. Pero la comparación social es una de las mayores barreras para nuestra felicidad y motivación general. Redirigir la atención a nuestras propias normas internas para el éxito y progresar sobre la base de lo que es realista para nosotros, en lugar de quedar atrapados en la forma en que estamos a la altura de los demás, puede ser de gran ayuda para nuestra salud psicológica y productividad.
  1. Extienda la mano y conéctese con alguien. Nada es más importante para nuestra salud psicológica que las amistades de alta calidad. Encuentra una actividad que te permita reunirte con tus amigos de forma regular y continua. Una hora feliz semanal, una noche de póquer o un programa de televisión aseguran la consistencia y el impulso en sus interacciones sociales. Las personas con relaciones de alta calidad no sólo son más felices, sino también más saludables. Se recuperan de las enfermedades más rápidamente, viven más tiempo y disfrutan de una vida más enriquecida.
  1. Limite el tiempo en los medios sociales. Facebook e Instagram a menudo exageran lo mucho mejor que los demás están comparados con lo que sentimos por nosotros mismos en este momento. Muchos estudios han demostrado que demasiado tiempo en los medios de comunicación social por lo general se asocia con niveles más bajos de autoestima, optimismo y motivación, al tiempo que deja a las personas sintiéndose -irónicamente lo suficiente- menos conectadas socialmente con los demás.
  1. Use su teléfono a la antigua. La próxima vez que tenga la tentación de usar el teléfono para desplazarse por los medios sociales, desplácese por su lista de contactos. Encuentra a alguien a quien llamar o a FaceTime. La felicidad que se deriva de una conexión auténtica con otra persona será mucho mayor que cualquier comentario o gusto que obtenga en los medios de comunicación social.
  1. Practique la gratitud. Es fácil atascarse con los inevitables problemas de la vida, así que haga un esfuerzo para dirigir la atención a las cosas que van bien. En el camino a casa desde el trabajo, llene el tiempo que podría ir hacia la rumia sobre las partes malas de su día con las cosas que fueron bien. Estudio tras estudio indica que la gratitud es una de las formas más simples y robustas de aumentar el bienestar psicológico.