Imprimir esta página
Friday, 27 July 2018 12:02

Alexa podría convertirse en la nueva herramienta fundamental para los desarrolladores de software

Escrito por Heon Health On line
Valora este artículo
(0 votos)

Alexa es una de las herramientas que introdujo Amazon y que ha revolucionado la manera en cómo las personas viven su cotidianidad. Esta herramienta permite que los usuarios logren cambiar el color de la luz de una habitación, reproducir música o encender y apagar un ventilador, una cafetera o una frazada eléctrica sin un solo movimiento.

Sin embargo, un desarrollador de software descubrió cómo hacer que Alexa le ayudara con las tareas básicas de su profesión. La próxima semana, el ingeniero de software Nick Bradley presentará este “hack” inusual en la Conferencia Internacional de Ingeniería de Software (ICSE) en Gotemburgo, Suecia.

La idea de Devy, el nombre que Bradley le asignó al hack del alter-ego de su Alex, le vino después de que se frustró al sintetizar código de varias herramientas diferentes durante un proyecto que desarrollaba para la maestría de la que se acaba de graduar, todas con su propio conjunto de reglas operativas o sintaxis.

No sólo es difícil combinar todo ese material, sino que si un desarrollador de software no conoce todas las reglas de cómo se pueden adaptar los diferentes códigos, tiene que detenerse y tomarse el tiempo para volver a aprender. Bradley quería un dispositivo que supiera cómo hacer las traducciones por él, incluso cuando daba órdenes vocales que no deletreaban exactamente cómo hacerlo.

Su hack Alexa, en el que trabajó con Reid Holmes y Thomas Fritz, dos profesores de informática de la Universidad de Columbia Británica. Con Devy, no sólo los ingenieros de software pueden dictar tareas, sino que Devy sabe que determinados comandos de voz se traducen en una serie de acciones más pequeñas. Es como decir "Alexa, ¿qué tiempo hace?" sin pedirle que abra una nueva pestaña y busque el tiempo en su ciudad. La meta con Devy es ayudar a los ingenieros a dejar de tener que lidiar con las complejidades de su trabajo y tener más tiempo para las partes importantes.

En otras palabras, Devy dejó que los ingenieros pusieran algo de espacio entre ellos y su código, un fenómeno que ya ha estado aumentando. Como informó Quartz en 2016, la industria del software está minimizando cuánta codificación está involucrada en la ingeniería de software. Hay todo un escuadrón de empresas como Mendix y Appian que se anuncian a sí mismos como programas de software de "código bajo", lo que permite a los clientes eludir ese conocimiento básico.

"Los productos "Low-code" están dirigidos a personas que sólo pueden dedicar parte de su trabajo a la configuración de software. Pero Devy es algo nuevo para la gente cuyo trabajo es usar código para crear software. Si despega, la brecha entre la codificación y sus productos finales podría crecer aún más.

El equipo detrás de Devy sabe que hay más trabajo por hacer. Pero ellos ven este comienzo como una oportunidad para dar a todo tipo de profesiones sus propios asistentes digitales. Los médicos podrían ser capaces de correr una serie de síntomas a través de Devy y ver qué saca de las revistas médicas, o como sugiere Holmes, tal vez los abogados podrían usar la tecnología para encontrar informes legales relevantes. Por supuesto, Devy sólo podría llevar a cabo estas tareas si estuviera conectado a Internet. Y si hereda la habilidad de Alexa para grabar todo constantemente, tal vez los médicos y abogados sólo llamarían a Devy de vez en cuando.

Visto 32966 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)