Imprimir esta página
Friday, 15 May 2020 09:18

Los jóvenes con desorden de juego son más dados a la ansiedad y a sufrir trastornos mentales

Escrito por HeOn Health on line
Valora este artículo
(0 votos)

Jugar a los videojuegos no es un problema para la mayoría de los adolescentes, pero los que desarrollan síntomas de trastorno de adicción a ellos son más ansiosos, agresivos, deprimidos y tímidos, según un nuevo estudio,

El estudio longitudinal es uno de los primeros en seguir a los adolescentes durante un período de tiempo prolongado para registrar los cambios en el uso y la dependencia de videojuegos y los síntomas a medida que se convierten en jóvenes adultos.

De los participantes del estudio, el 10% comenzó con altos niveles de síntomas de desorden de juego, que aumentaron en el plazo de seis años, dice Douglas Gentile, profesor de psicología de la Universidad Estatal de Iowa y uno de los autores del estudio. El otro 90% tenía síntomas relativamente bajos a moderados que no cambiaron dramáticamente. El estudio se llevó a cabo en 12 países.

También le puede interesar: HeOn MMS, mpacte el costo de forma positiva mediante la gestión en salud

"Esta transición de la adolescencia a la adultez emergente es importante desde el punto de vista del desarrollo, porque puede ser una época de turbulencias", dice Gentile. "Reaccionando a esa turbulencia, algunos adolescentes pueden retirarse a los juegos, lo que puede predecir otros problemas".

Para una considerable minoría de los participantes en el estudio, los síntomas patológicos del juego aumentaron durante la transición a la edad adulta emergente. Gentile dice que un estudio de seis años como este puede ayudar a los investigadores a comenzar a responder preguntas del tipo "pollo o huevo". Los adolescentes con síntomas crecientes tuvieron peor salud mental y problemas sociales y de comportamiento en el último año del estudio, a pesar de no ser diferentes de los demás al principio del estudio.

Los investigadores encuestaron a 385 adolescentes seleccionados al azar entre 14 y 16 años para la primera fase del estudio. Casi todos los adolescentes estaban en la escuela secundaria cuando comenzó el estudio y el 74% asistía a la universidad o a un programa de formación profesional en el sexto año, a una edad promedio de 20 años.

Al final del estudio, los usuarios patológicos de videojuegos eran tan estables financieramente y progresivos como los jugadores que no eran adictos, dice la autora principal Sarah Coyne, profesora de la Universidad Brigham Young.

"Realmente creo que hay algunas cosas maravillosas en los videojuegos", dice Coyne. "Lo importante es usarlos de forma saludable y no dejarse arrastrar por los niveles patológicos".

El juego patológico de los videojuegos se define principalmente por la interrupción de las actividades diarias, como la escuela o el trabajo, debido al juego de los videojuegos. En 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó el trastorno del juego como un trastorno de salud mental.

Uno de los retos es identificar a los que corren mayor riesgo de sufrir un juego patológico. El estudio examinó varios posibles factores de predicción, pero al igual que otros estudios, no encontró ninguna señal de advertencia clara o factor de riesgo, dice Gentile. Los niños eran más propensos que las niñas a desarrollar más síntomas de trastornos del juego, como han descubierto otros estudios.

En cuanto a las intervenciones dirigidas, los investigadores escriben en el artículo que "centrarse en los chicos que juegan mucho a los videojuegos, y que también tienen un bajo nivel de conducta prosocial podría ser un grupo digno de intervenciones dirigidas para desarrollar una relación saludable con los videojuegos".

Visto 231 veces Modificado por última vez en Friday, 15 May 2020 10:56