Noticias sobre salud y tecnología en Colombia y el mundo

Encuentre todo sobre el panorama actual sobre salud y tecnología.

Friday, 08 May 2020 10:48

Reapertura en la era COVID: ¿Cómo adaptarse a una nueva normalidad?

Escrito por HeOn Health on line
Valora este artículo
(0 votos)

A medida que diversos grupos económicos y territorios nacionales empiezan a reabrir - la mayoría sin alcanzar los umbrales recomendados por los expertos- un nuevo nivel de análisis de riesgo de COVID-19 comienza para los colombianos y, en general, para los territorios que han sido afectados por la pandemia.

Colombia es uno de los países que ha venido anticipándose y tomando medidas ante el COVID19. Sin embargo, aún falta conocer muchos aspectos, disminuir la curva de contagio y evitar más muertes, por ello es que no todos los establecimientos de comercio y espacios de entretenimiento están abiertos.

También le puede interesar: Integrar la historia clínica y el ERP de la salud, una clave del éxito a bajo costo

A pesar de ello, poco a poco se ha venido permitiendo la reapertura de algunos sectores económicos por eso es necesario conocer ciertas condiciones y estar preparados para la nueva etapa que implica enfrentar el COVID 19.

Actualmente hay diversas preguntas que tienen a muchas personas en vilo. Entre los interrogantes más frecuentes están ¿Debería ir a la playa? ¿Qué hay de la peluquería? ¿Una comida en un restaurante? ¿Visitar a mamá el Día de la Madre?

Los departamentos y entidades encargadas están  luchando por responder al tremendo costo económico de la pandemia y el deseo reprimido de la gente de ser "normal" de nuevo. Pero los expertos en salud pública siguen siendo cautelosos. En muchas áreas, notan, los casos de COVID - y las muertes - siguen en aumento, y algunos temen que nuevas oleadas sigan a la relajación de las restricciones.

"La reapertura no ha vuelto a la normalidad. Se trata de encontrar formas de permitir que la gente vuelva a salir para hacer las cosas que quiere hacer, y los negocios para hacer negocios", dijo la Organización Mundial de la Salud en un comunicado de prensa. "No podemos fingir que el virus ha desaparecido. La gran mayoría de la población sigue siendo susceptible".

Hasta ahora, las reglas de los estados y países varían. Pero implican un tema básico.

"Están haciendo suposiciones de que la gente usará el sentido común y una buena práctica de salud pública cuando salga", dijo el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública en los Estados Unidos.

A medida que el país y los departamentos empiecen a reabrir, la gente tendrá que sopesar el riesgo frente al beneficio de salir más, junto con su propia tolerancia a la incertidumbre. El resultado final, según los expertos en salud, es que la gente debe seguir estando alerta: Mantener la distancia, usar máscaras, lavarse las manos - y asumir la responsabilidad de su propia salud y la de los que le rodean.

Una advertencia adicional: Todos los consejos se aplican a las personas con riesgo normal de capear la enfermedad. Las personas de 60 años o más y las personas con condiciones de salud subyacentes o sistemas inmunológicos comprometidos deben seguir quedándose en casa.

"Las personas que corren un mayor riesgo de tener una reacción más grave deben seguir teniendo mucho cuidado y limitar el contacto con otras personas", dijo la OMS.

Respuestas a preguntas frecuentes

Entonces, ¿debería ir a la playa?

No hay nada intrínsecamente arriesgado en la playa. Pero, mantenerse alejado de otras personas es vital y por ello es necesario mantener una distancia de 1,80 metros, incluso en el agua. A pesar de ello, las autoridades de salud no han permitido la afluencia debido a que las condiciones no son seguras.

Sin embargo, una cosa de la playa o de cualquier lugar fuera de ella es que hay un alto flujo y movimiento de aire, lo que es muy diferente a estar de pie en un vagón de metro o dentro de un medio de transporte atiborrado de personas.

Aún así, las recientes imágenes de playas y parques, en países donde el aislamiento ha funcionado de manera distinta, plantean dudas sobre si la gente es capaz o está dispuesta a seguir atendiendo a las políticas de alejamiento.

Pero si todos llevamos tapabocas, ¿realmente necesitamos estar a seis pies de distancia?

Sí, por dos razones. Primero, aunque las máscaras pueden reducir la cantidad de gotas expulsadas de la boca y la nariz, no son perfectas.

Las gotas de los estornudos, la tos o incluso del habla se consideran la principal forma de transmisión del coronavirus, ya sea al aterrizar en otra persona o en la superficie. Quienes tocan esa superficie pueden correr el riesgo de infección si luego se tocan la cara, especialmente los ojos o la boca. Usando una máscara, se reduce la cantidad de partículas que salen por la boca.

Esta es una situación simbiótica en la que "Trato de protegerte de mí, pero también me protege de ti".

Y, en segundo lugar, las máscaras no protegen los ojos. Como el virus puede entrar en el cuerpo a través de ellos, estar más alejado también reduce ese riesgo.

¿Debería visitar a mamá en el Día de la Madre?

Esta es una elección compleja para muchas familias. Obviamente, si mamá está en un asilo o en una residencia asistida, la respuesta es claramente no, ya que la mayoría de los centros de atención están cerrados a los visitantes porque el virus ha devastado esa población.

Todavía hay riesgo más allá de esos lugares. Los datos de la OMS muestran que 8 de cada 10 muertes reportadas por el coronavirus son entre personas de 65 años o más. Las condiciones subyacentes, como las enfermedades cardíacas o pulmonares y la diabetes, parecen desempeñar un papel, y los adultos mayores son más propensos a tener tales condiciones.

Entonces, ¿qué pasa si mamá está sana? No hay una respuesta fácil, dicen los expertos en salud pública, porque la forma en que el virus afecta a cualquier persona es impredecible. Y los visitantes pueden estar infectados y no saberlo. Se estima que el 25% de las personas no muestran ningún o pocos síntomas.

"Una reunión virtual es una alternativa mucho más segura este año", dijo Benjamin.

Pero si su familia insiste en un Día de la Madre en persona después de sopesar la salud de mamá (y la de papá también, si está allí), "todos los miembros de la familia deberían hacerse un chequeo médico antes de la reunión", dijo. "Nadie con ningún síntoma de COVID o fiebre debe participar".

La prevalencia de COVID en su región también es una consideración, según los expertos, así como la cantidad de contacto que usted y sus otros miembros de la familia han tenido con otras personas.

Si visitan a mamá, usen máscaras y absténganse de abrazar, besar o cualquier otro contacto cercano, dijo Benjamin.

Mi pelo es un desastre. ¿Y qué hay de ir a la peluquería?

De nuevo, no hay una respuesta clara. Como los salones y las barberías vuelven a abrir en algunos lugares, están tomando precauciones.

Las autoridades recomiendan exigir reservas, limitar el número de clientes dentro de la tienda en un momento dado, instalar barreras de plexiglás entre las estaciones, limpiar a menudo las sillas, los lavabos y otras superficies, y hacer que los estilistas y los clientes lleven máscaras. Pregunte qué medidas está tomando su salón.

"Los empleados deben quedarse en casa si están enfermos o en contacto con alguien que esté enfermo", dijo la Dra. Amanda Castel, profesora de epidemiología en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington.

Considere la posibilidad de limitar la charla durante el corte, ya que hablar de cerca puede aumentar el riesgo.

¿Qué pasa si su estilista está tosiendo y estornudando?

Salga inmediatamente.

Diversas entidades coinciden en que se necesita un poco más de tiempo para comprender plenamente cómo funciona COVID-19 y  para aumentar las pruebas, encontrar tratamientos y, con suerte, una vacuna. Cumplir estas medidas es absolutamente necesario para preservar nuestra vida y la de las personas que nos rodean.

Visto 253 veces Modificado por última vez en Friday, 08 May 2020 12:20