Noticias sobre salud y tecnología en Colombia y el mundo

Encuentre todo sobre el panorama actual sobre salud y tecnología.

Monday, 27 January 2020 12:08

Beneficios y ventajas de la Inteligencia de Negocios en la industria de la salud

Escrito por HeOn Health on line
Valora este artículo
(0 votos)

Para ayudar a aliviar el costo floreciente de la industria, los profesionales han empezado a especular acerca del papel potencial que el análisis de datos y la inteligencia de negocios (BI) pueden jugar en la administración de los gastos de salud.

Otras industrias diversas, como el comercio minorista y la aplicación de la ley ya han visto el éxito utilizando estas herramientas, sugiriendo un resultado positivo para la industria de la salud. Además de la administración de costos, la BI también podría mejorar los resultados de los pacientes al mismo tiempo, una ventaja alentadora.

Aplicaciones de la Inteligencia de Negocios en el Cuidado de la Salud

La inteligencia empresarial puede ayudar a los proveedores de atención médica a obtener la información que necesitan para reducir los costos, aumentar los ingresos y mejorar la seguridad y los resultados de los pacientes mientras cumplen con las regulaciones y los estándares. Una de las formas en que los proveedores de salud pueden beneficiarse de la BI es obteniendo más visibilidad de sus operaciones financieras, incluyendo la identificación de servicios altamente rentables y subutilizados, monitoreando el flujo de caja y generando reportes de cumplimiento.

BI también puede mejorar el cuidado del paciente y facilitar el rendimiento de calidad y los análisis de seguridad. Al proporcionar una base para la toma de decisiones clínicas basadas en la evidencia, la BI puede ayudar a mejorar los resultados de los pacientes y permitir a los médicos controlar y pronosticar mejor los diagnósticos de los pacientes.

También le puede interesar: HeOn KBIT, inteligencia de negocios para toma de dicisiones en salud 

El rendimiento operativo, así como las reclamaciones y los análisis clínicos son otras áreas en las que la BI puede ayudar a reducir los costes. Con la inteligencia empresarial, los proveedores pueden optimizar los precios, agilizar el proceso de reclamaciones, controlar los costos y mejorar la eficiencia operativa. BI también puede proporcionar una visión de la eficacia de los esfuerzos de marketing.

La gran revolución de los datos en el sector de la salud

En el sector sanitario, las soluciones de inteligencia de negocios se basan en datos de gran tamaño. Esto se debe al creciente volumen de información digital que pueden generar los proveedores de servicios de salud y los de las industrias relacionadas, como los profesionales farmacéuticos y las compañías de seguros.

El Gobierno y otras fuentes han puesto a disposición del público los datos de ensayos clínicos y de seguros. Además, los registros de salud electrónicos han logrado una amplia implementación. Junto con los avances en la tecnología, ahora es más fácil que nunca acumular y analizar datos de pacientes de múltiples fuentes, como hospitales, proveedores privados y laboratorios.

A medida que los costos de salud continúan aumentando, los médicos están enfrentando la presión de los pagadores para reducir los costos mientras optimizan los resultados de los pacientes. Algunas compañías de seguros están pasando de un plan de reembolso basado en un modelo de honorarios por servicio a uno que reembolsa a los médicos, compañías farmacéuticas y otros basándose en si los tratamientos dan o no los resultados deseados. En este entorno, recopilar y compartir información beneficia a todas las partes.

De acuerdo con un reporte reciente del Instituto Global McKinsey, la aplicación de grandes datos para predecir las necesidades de salud y mejorar la eficiencia y la calidad podría ahorrar entre 300 y 450 mil millones de dólares anualmente.

Tendencias en el cuidado de la salud y grandes datos

El aumento del volumen de datos es una de las tendencias más significativas en la atención sanitaria. Los analistas del Instituto Global McKinsey predicen que el hospital promedio se acercará a tener un petabyte de datos del paciente en 2015 y la mayoría de estos datos no estarán estructurados, como los exámenes de radiología e imagenología.

Este volumen masivo de datos, junto con los retos de almacenar y compartir datos no estructurados, probablemente llevará a la implementación de almacenes de datos de pacientes en la mayoría de los hospitales. Proporcionando una solución a esos retos de datos, se espera que las bodegas de datos reduzcan el número de pruebas y tratamientos innecesarios o repetidos.

La medicina personalizada es otra tendencia creciente. A medida que los datos de los pacientes individuales se hacen más accesibles y los medios para analizarlos se hacen más fáciles, los protocolos de tratamiento pasarán de un modelo único para todos a tratamientos basados en el historial médico único de cada paciente y los problemas médicos actuales.

El análisis de los marcadores genéticos también aumentará, permitiéndoles a los médicos intervenir antes para prevenir la enfermedad o reducir su impacto en los pacientes. También podrán enfocar con mayor precisión el tratamiento de enfermedades que son costosas de tratar.

La prevención es otra tendencia que está en aumento. Mediante el uso de grandes datos, los médicos pueden desarrollar un mejor entendimiento de los patrones de factores, tanto genéticos como de comportamiento, que aumentan el riesgo de enfermedad de los pacientes. Usando esta información, los médicos pueden entonces recomendar medicamentos o guiar a los pacientes a hacer cambios en su estilo de vida para reducir su riesgo general de enfermedad.

La prevención de enfermedades representa un enorme ahorro potencial de costos de 70 a 100 mil millones de dólares, según el Instituto Global McKinsey.

También le puede interesar: HeOn Medical, software de historia clínica de alto rendimiento

Los grandes datos pueden desempeñar un papel clave en el manejo de algo más que el tratamiento del paciente. Los hospitales también están buscando grandes datos para gestionar la logística, como el rendimiento de los pacientes, mejorar el flujo de pacientes en el triage y hacer mejores predicciones basadas en el nivel de población de las instalaciones. Utilizando grandes datos para este tipo de análisis, los hospitales sabrían cuáles son los tiempos óptimos de alta de los pacientes para aprovechar al máximo el espacio de las camas sin sacrificar el resultado de los pacientes.

Los médicos podrían priorizar y tratar con mayor precisión a los pacientes en casos de emergencia y trauma y mejorar en general los resultados de los pacientes mientras reducen los costos al proporcionar el tratamiento adecuado en el momento oportuno.

Visto 439 veces